EL CORNO FRANCÉS

EL CORNO FRANCÉS

 

El corno es un instrumento de metal circular de unos 35 cm. de diámetro con la boquilla y las palancas en la parte superior y un extremo muy acampanado o pabellón en la parte inferior. La parte central la ocupan tres o cuatro válvulas generalmente giratorias, que se manejan con la mano izquierda. El instrumento suele construirse con latón y en ocasiones se platea o se niquela. También existen cornos hechos de plata alemana, cobre y, más raramente, plata. El corno es un instrumento solista prominente en las orquestas sinfónicas europeas y americanas, cada una de las cuales cuenta con una sección de cornos con cuatro o más intérpretes. También se utiliza en bandas y en conjuntos de música de cámara como los quintetos de viento y de metal.

El corno más común es un instrumento doble en Fa/Sib que incorpora un corno en Fa de una longitud aproximada de 3’65 m. con un corno contralto en Sib de unos 2’75 m. El instrumento más largo o más corto se selecciona mediante una válvula que maneja el pulgar de la mano izquierda. Tres válvulas dobles en la mano izquierda aportan a ambos cornos las habituales longitudes de tubo adicional. También se encuentran los cornos simples en Fa. Lo que se encuentra con menos frecuencia en el extranjero aunque sí en España son los instrumentos contralto en Sib. Y más raro es ya en todo el mundo encontrar el cornos dobles contralto en Fa/Fa, o soprano en Sib/Sib, así como los cornos triples contralto en Fa/Sib/Fa.

El corno en Fa/Sib es el único superviviente de un tipo prestigioso de instrumentos de metal largos concebidos para tocar normalmente en la tercera octava o en notas más agudas de la serie armónica. Sus longitudes de tubo y sus fundamentales (tonos más graves) son las mismas que las de la tuba en Fa (el corno en Fa) y el trombón en Sib (el corno en Sib). Pero debido a su taladro más reducido y a su boquilla mucho más pequeña se toca en los registros de tenor y contralto.

Aunque pequeña, la boquilla de el corno es larga y en forma de cono. El tubo principal del instrumento es también cónico en la mayor extensión posible. El sonido del instrumento es terso, lírico y suave en su tesitura escrita más característica de fa2 a fa4 (que suena una quinta más grave, Sib1 a Sib3), más intenso pero gradualmente más fino en las notas más agudas de una dificultad cada vez mayor hasta y por encima del do5 (escrito), y cada vez más gutural en las notas extraordinariamente graves hasta el do2 y por debajo de él. En resumen, el registro de un corno doble Fa/Sib se extiende en sonidos ficticios escritos desde el do de la 2ª línea adicional inferior de la clave de Fa en 4ª hasta más allá de un do de la 2ª línea adicional superior de la clave de Sol en 2ª.

El corno se coge con la mano derecha en el pabellón. Cerrando parcialmente la entrada del pabellón se baja la afinación; si se abre por completo se sube, lo que otorga al intérprete un cierto control sobre las notas que puedan estar desafinadas. Si se cierra por completo la abertura con la mano se produce un sonido asordinado o apagado (Al., gestopft; Gr., sons bouchés; Ing., stopped; It. chiuso), es decir, las llamadas notas tapadas, que se especifican a veces en la notación musical por medio del signo + y que requieren una modificación de la digitación. También se puede obtener mediante este método un sonido de timbre metálico requerido por ciertos autores. El efecto puede conseguirse también con una sordina que dependiendo de qué tipo sea, puede o no requerir una alteración de la digitación.

About these ads
This entry was posted in Música. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s